domingo, 3 de abril de 2011

DESTINO ó ELECCION ????

El otro día asistí a una “conferencia-cena” muy amena e interesante en la que hablaban del Destino ¡.

Existe ¿?? O en realidad las cosas son así por probabilidades y no hay que imaginar más allá de lo que hay ¿?

Para mí, vampira de historias ajenas, fue una reunión genial en la que la gente explicaba sus anécdotas, y es muy curioso como casi todas las historias de “destino” eran de amor, y la gente estaba empeñadísima en convencernos de que lo que a ellos les había pasado era EL DESTINO. No podía ser otra cosa.

Yo me resisto a creer en él, aunque… creo, pero no se lo digáis a nadie…, y ante algunas historias, realmente no podía pensar otra cosa.

Conocí a Juan y Ana. Su historia es, por lo menos, sorprendente.

Estuvieron saliendo durante un año. Un romance tórrido de universidad, de esos intensos e inolvidables y con fecha de caducidad.
Ana se fue a trabajar a Londres, y Juan se fue Madrid. Durante más de 3 años no volvieron a saber el uno del otro.
Fin de año, años después. Fiesta en Barcelona, en una discoteca de las afueras de la ciudad. Juan acude con unos amigos. Baila, bebe, disfruta y pierde su DNI…
Al día siguiente le llamó… Ana, ella había estado en la misma fiesta y fue ella quien encontró el documento.

Destino ¿???????? Hoy están casados y tienen un niño precioso.

También conocí a Pol y Lola.

Hace 10 años cruzaron miradas en una estación de metro. Cada día coincidían en la misma estación a la misma hora, pero tomaban diferentes trenes. Siempre se observaban. Jamás llegaron a hablar.
5 años después, y por supuesto después de haberse perdido la pista, Pol empezó a trabajar de camarero en un bar de la ciudad. Su compañera de trabajo era… Lola ¡
Se reconocieron al instante.

Destino ¿???????? Hoy están casados y tienen una niña preciosa.

No puedo dejar de pensar si en verdad nacemos con los trazos de nuestra vida ya diseñados, porque eso nos deja muy poco margen a la improvisación, y en verdad, no decidimos nada…

Yo manejo el timón de mi vida, y por tanto no me vale pensar que fue el destino el que me trajo a mi pareja, o que me llevó a vivir en una ciudad concreta, o sencillamente que dibujó el esquema de mi vida.

Cuánto hay de destino, y cuando de elección ¿??

9 comentarios:

Mely dijo...

Envidia, envidia de la sana... no sé si es destino o elección, pero es increible :)

dina dijo...

A mi hace tiempo me pasó algo de eso con un amor de los importantes,¡¡¡me lo topé el día de mi despedida de soltera despues de 3 años sin verlo!!!Se me declaró pero lógicamente tube q rechazarlo,jeje

DINA dijo...

Mely, la verdad es que no se sabe si es una cosa u otra, pero es bonito de verdad !!!

Gracias por pasarte por mi blog !

DINA dijo...

dina, que fuerte lo que cuentas, no ??
Justamente el día de tu despedida de soltera... eso da que pensar en si el destino te quería decir algo !!
En todo caso, eso me gusta, que pudieras decicir, y apostaras por lo que ahora tienes !!
Besazos guapa

dina dijo...

Hola nuevamente, te escribo para decirte algo sobre mi Plan, creo q no me expliqué bien y ya q trabajas en el sector te cuento a ver q te parece. La idea no es ofrecer el servicio completo sino solo el planning, dónde ir, dónde comer....no incluye reservas ni excursiones. Ahi es donde le veo el fallo más gordo, pero no sé nada de turismo en si mismo y no me atrevo a meter la gamba....Espero respuesta!!

Prosapia dijo...

Hola guapa, pues te voy a contar el caso de la prima de mis primas, y es que siendo de Barcelona se fue a estudiar a Valladolid. Un día estando en casa llamaron al teléfono, contestó y resultó ser un chico que se había equivocado, pero le gustó tanto su voz que volvió a llamarla, quedaron y ahora tienen un niño precioso, ¿destino o casualidad? la verdad que no me importa porque estas historias me encantan jeje
besitos

Mª José dijo...

Yo creo firmemente en el destino, los años se han encargado de que así lo crea, por múltiples razones, amor, enfermedades....
Hay cosas que yo digo estan escritas y por mas vueltas que des no se cambian
Que tengas una semana hiperfeliz

Cruela dijo...

Bueno, tú que conoces mi historia sabrás que yo sí creo en el destino, pero la verdad es que también creo que el destino son oportunidades y que eres tú quien tienes que conseguir enderezar el destino, a veces conviene cambiar el rumbo del tren después de haberlo cogido
Besos

ODRY dijo...

Yo siempre he creido que nuestro destino esta bastante trazado, nada pasas por que sí, a veces podemos elegir, pero poco, no te creas.

Un besazo.