martes, 30 de octubre de 2007

Llamadas Inesperadas

Hay momentos en la vida en que todo te va bien, tu vida laboral es excelente, la sentimental todavía mejor, tienes una vida social saneada y una cuenta corriente sin deudas… En fin, que estás en equilibrio, cosa casi imposible en los tiempos que corren.

Y, es entonces cuando recibes una llamada inesperada, una llamada que te remueve todos tus cimientos, que te incomoda, te crea curiosidad y miedo, ansiedad. Es una llamada que viene a recordarte algo…

Mi amiga Sol tuvo una de esas llamadas.

Un día, mientras trabajaba, sonó su móvil y, aunque no solía contestar cuando eran números desconocidos, descolgó…

- Sol ¿ ¿??

- Sí, soy yo, quién es ¿??

- Soy Murat

- Quién ¿? – el corazón ya se le aceleraba –

- Murat, me recuerdas ¿??

- Si, claro que te recuerdo… - como iba a olvidarlo-


Cinco años antes Sol y yo habíamos viajado a Sharm el Sheikh, y tuvimos un guía llamado Murat. Fue una semana estupenda, en la que mi amiga Sol vivió su particular “Pasión Egipcia” de una forma intensa e inolvidable.

Tanto que no pudo olvidarlo fácilmente y durante meses vivió una segunda “pasión española”, “pasión francesa”, y todas las pasiones posibles en el mapa de Europa y Oriente Medio, ya que aprovechaban todas las ocasiones posibles para verse, aprovechando sus viajes de trabajo.

Fue una historia muy verdadera que acabó, como tantas historias auténticas.

Sol estuvo muy triste, pero con el tiempo rehizo su vida, se casó, formó una familia estupenda, y, aunque le resultó muy difícil, arrinconó aquella bonita historia en un cachito de su corazón y siguió con su vida.

Ahora Murat estaba en su ciudad y quería verla.

Durante dos días no pudo dormir, no pudo comer… Quería verlo, pero tenía miedo. Miedo de volver a caer en sus brazos, miedo de no poder dejarlo esta vez, miedo de que desestabilizara su vida, miedo, miedo, miedo, miedo…

Aun así, fue.

Hay momentos en la vida en que todo te va bien, tu vida laboral es excelente, la sentimental todavía mejor, tienes una vida social saneada y una cuenta corriente sin deudas… En fin, que estás en equilibrio, cosa casi imposible en los tiempos que corren… y entonces recibes una llamada inesperada… y esa llamada que parecía que iba a desatar fuegos y pasiones, dudas y sentimientos, no hace más que afianzar la seguridad de que tienes lo que quieres, lo que has buscado y lo que mereces y los momentos de la vida en que todo te va bien… siguen…


Bien por mi amiga Sol…

8 comentarios:

Cruela dijo...

La verdad es que siempre pensé que pasaria si Diego volviese de Chile y quisiera verme no sabría resistir a la tentación de acudir a verle.... supongo que sería un chasco, después de tanto tiempo supongo que la magia se esfumó, supongo que soy lo suficiente mayor como para valorar lo que conseguí y saber lo que perdería.... pero en el fondo fijo que si me diesen una hora de oportunidad para desaparecer del mapa sin que nadie se diese cuenta, fijo que lo pasaría en sus brazos

Besos

Pau Gaultier dijo...

Hay ciertas personas, que aún pasando decenas de años, son capaces de hacer tambalear los cimientos de tu casa, los de tu familia y los de tu corazón.
Esas personas siempre serán guardadas en pequeños huecos de nuestra memoria.

La que es fuerte y está segura de sus sentiemientos presentes, no se dejará llevar por el momento, ni tirará por la borda todo por esa persona, pero la que no lo es.... Pero claro, quien es fuerte??? ¿quien puede contra sus sentimientos y su corazón??

Bravo por tu amiga Sol.
Un besazo Dina!

Chicas!!! buen puente!!!

Carnmars dijo...

Supongo que todas tenemos alguien que nos hace dudar en que pasaría si volviese....lo importante es saber que el pasado es pasado y hay q dejarlo atrás, yo voy a ver si me voy aplicando el cuento...

Besicos.

aunqueyonoescriba dijo...

Supongo que hay que ser valiente para volver a verse cara a cara, aunque yo creo lo más probable es que la química no sea la misma, que lo que sienta al verle ya no tenga nada que ver con lo que sintió en el pasado, yo creo que las historias suceden cuando nos cruzamos con la persona adecuada en el momento oportuno, y que en otro momento esa misma persona no nos haría sentir lo mismo.

Candy dijo...

Uy pues yo no sé si hubiera podido reaccionar como tu amiga Sol, no sé hasta que punto podría ser tan fuerte como para no dejarme llevar por la pasión del momento...

Besos

BACCI dijo...

bueno yo no tengo pasiones de otros tiempos (más q los típicos amoríos de adolescente q en ese momento son pasiones abrumadoras) pero yo no arriesgaba al hombre de mi vida por nada (tal vez por eso e llame el hombre de mi vida ¿q pasaría si el hombre de mi vida fuera otro?)
Es por eso q se dice q NO HAY AÑORANZA PEOR QUE LA DE AÑORAR ALGO Q NUNCA SUCEDIÓ, por q perder algo real y actual por una ilusión de la memoria??? creo q te ha de fallar ago en el presente para pensar en otra cosa ¿no?

besazos

jimmy dijo...

Buen puente si lo disfrutas,....no valoramos las cosas hasta que no las tenemos.........Dia a dia intento valorar todo lo que me rodea y ello me ayuda a sentirme feliz.
salud.

Mariquilla Terremoto dijo...

Dina... que ya estas de vuelta.. acabo de ponerme al dia con tus posts..
Me han gustado mucho; hacen pensar...

Pues si yo estuviera ante la tesitura de tu amiga con una "old flame" que yo me sé... uff!! no sé que haría...
Creo que las segundas partes nunca fueron buenas (aunque yo tuve una que si...), y que mejor dejar los recuerdos como estan.

Vamos; también es cierto que soy una cobarde y que cada vez que él insinua vernos salgo por la tangente. Me asusta el que podría sentir (tanto para bien como para mal...).

Así que los recuerdos recuerdos son... y si el destino me lo vuelve a poner en mi camino una vez más entonces ya se veria..

Un beso guapa y perdona no haberme dado cuenta de que ya estabas de "vuelta" antes

Mariqui
xxx