lunes, 29 de octubre de 2007

NOS SOBRAN LOS MOTIVOS...


Me gusta levantarme temprano por las mañanas, y no porque me guste madrugar, que no me gusta nada, pero necesito mi tiempo para ducharme, desayunar tranquilamente en la soledad de mi cocina, mientras escucho la radio. Me gusta la radio, mucho más que la televisión, me da la sensación de que es más íntimo, más personal, como si me contaran las noticias a mi sola... y sobre todo me da la sensación de seriedad y fiabilidad que la tele ha perdido últimamente.

Cuando llego a la oficina me tomo mi “café-despabilador” de la cutre máquina, que más que café es veneno en pequeñas dosis pero que nos tomamos contentos porque el vicio nos puede. Con el café, y ya que me han quitado el cigarro, es imprescindible el periódico... Tengo esa sana o maltrecha costumbre, no sé yo, de querer estar informada de todo y realmente cada día me escandalizo más de cómo está el mundo.

Me sobran los motivos para pensar que este mundo en el que vivimos se está volviendo loco, porque le da pábulo a los incultos, a los desalmados y a los racistas. Por decreto ley y en honor a las audiencias, convertimos a ratas callejeras en héroes de un día.

Me siguen sobrando los motivos para alarmarme por la cantidad de intereses políticos que hay en este país, me imagino que como en todos, y como se aprovecha cualquier tema para criticar al contrario... Cuanto tiempo y cuanto dinero despreciamos y perdemos en sacar defectos y ponernos medallas en lugar de atajar el problema con humildad y solucionar tantos y tantos temas que, en realidad, no nos interesan nada...

Y todavía me sobran más motivos para escandalizarme por lo fácil que es en este país ganar dinero fácil a costa de la vida de los demás, de dar más importancia a la vida de un Don Nadie venido a menos, que a la realidad de la vida diaria, que se gaste más dinero en juicios fatuos y estúpidos que en ayudas tangibles y necesarias...

Dios que mundo...

Pero como tengo muchos motivos, también me sobran para apreciar lo bonito de la vida, de la sonrisa de mi churri cada mañana al despertar, de la gente buena que conozco, o mejor de la que me queda por conocer.
Me sobran los motivos para vivir cada día como si fuera el último, y decir siempre te quiero, como me enseñó en maestro García Márquez en un bonito escrito suyo. Tengo motivos más que de sobra para reírme de mi sombra, pero reírme, que es muy sano, y todavía mejor para reírme con mi gente de cualquier cosa preciosa de la vida.
Y aun me sobran para apreciar las iniciativas interesantes de mucha gente joven, que no todo el mundo es malo, del talento de la gente que escribe en los blogs, de todo lo que puedo aprender cada día, de la gente que da todo sin esperar nada a cambio...

En realidad me sobran los motivos ¡!!!!

Este post se lo quiero dedicar a dos de mis niñas... Irma y Elly. Chicas, NOS SOBRAN LOS MOTIVOS ¡!!

7 comentarios:

Ellyllon dijo...

Tienes razón tesoro!

NOS SOBRAN LOS MOTIVOS!!!

Para dar gracias a quien sea (divino o humano) de cada minuto maravilloso que nos invade durante 60 maravillosos segundos, de esa sonrisa que nos dedican, o de esa llamada de alguien que intentando que parezca la frase más hecha, te pregunta ¿cómo estás? con el afecto y la intención de decirte "estoy aquí, úsame si me necesitas".

A mí me sobran los motivos para sentirme dichosa de la gente que me rodea, entre ellos, tú Dina.

Porque para mí, las personas son más importantes que las cosas y porque me siento más rica con unas amigas de corazón que con todo el oro del mundo.

Gracias por la dedicatoria del post...y no estés tan informada que como decía el filósofo "el placer produce dolor", así que dolor, el justo y necesario.

Un besazo enorme, esta vez desde el país de las hadas, porque tu eres una de ellas.
EllyMU

JIMMY dijo...

PASO A SALUDARTE, TE DESEO LO MEJOR,.... YO YA NO COMPRO EL PERIODICO, NO SÉ SI ESTA BIEN O MAL PERO COMO DICE ELLY, MENOS INFORMACIÓN MENOS CABREO.
SALUD

Pau Gaultier dijo...

Que bonito Dina...
Y que razón tienes...
Es increible levantarnos cada mañana con noticias que consiguen ponernos los pelos de punta y que me cuesta creer que haya gente de esa calaña por el mundo.

Me sobran los motivos para decir que estoy orgullosa del día que comencé con con mi blog y que me permitió conoceros a todas, hoy por hoy amigas blogeras...

Un besazo Dinaaaaa!
Muak!

aunqueyonoescriba dijo...

Yo que estoy enganchada a la tele (lo confieso) cada vez veo menos los telediarios, porque no se da más minutos a las noticias más relevantes sino a las que tienen imágenes mas morbosas, como dice mi hermana pequeña (que con 15 años tiene más razón...) los telediarios se están convirtiendo en el aquí hay tomate de las noticias.

P.d. me gusta la radio pero no como se escucha en mi casa: mi padre pone el transistor (si, si un transistor que se oye fatal), a todo volumen, y chica da dolor de cabeza, en vez de voces de oyen zumbidos (definitivamente soy una maniática con las voces)

BACCI dijo...

No se si es peor o mejor, no se si eso me hace peor persona pero cuando veo ciertas noticias en los telediarios (ahora pienso en la noticia de ayer de los niños que llenaban el pasaje de un avión supuestamente llevados a la trata de menores) no puedo evitar cambiar de canal, no soporto mirar esos ojitos q miran a la cámara y no poder cogerlos en brazos y darles un simple beso. uffff noticias como esas y otras hacen q me plantee lo afortunada q soy (aunq crea q tenga 100 problemas) .
Niñas q tenemos todo y a veces no nos damos cuenta!!!!!!!! gracias por recordarlo DINA!

besitos

Coco dijo...

Nos sobran los motivos para quejarnos de la vida cuando (en general) nuestros problemas son ridículos en comparación...
Dina, me has hecho pensar, como siempre, y pensando me pongo nostálgica y de ahí el triste post de hoy...

Besitos

IRMA dijo...

Gracias Dina. Y que nunca nos falten motivos.