domingo, 13 de febrero de 2011

Una de Amor Verdadero


Hay historias que te llegan al corazón, y más cuando son de alguien a quien conoces y a quien adoras.
A y M se conocen desde hace siglos. Creo que al nacer ya se conocían, y siempre fueron los mejores amigos. Crecieron juntos, pasaron por lo bueno y por lo malo de una adolescencia, compartieron secretos e ilusiones y siempre se lo contaron todo el uno al otro.
Un día se dieron cuenta de que estaban profundamente enamorados, y se casaron. Años después nació su hijo y seguían siendo los mejores amigos y la pareja perfecta.
Hace unos días A le dijo a mi amiga M que se había enamorado de otra mujer. Increíble, más que increíble era impensable, pero así fue.
Contra los sentimientos no se puede luchar y eso es algo que M tiene muy claro y hay un hijo en común, y con eso, desde luego, no se juega.
Pero si algo tiene muy presente es que A, además de su marido es su amigo, su mejor amigo, y a los amigos hay que apoyarles, así que se lo ha puesto muy fácil.
El shock la ha dejado con 10 kgs menos en dos semanas, pero aun así ha sido fuerte y se ha buscado un piso (la casa era de la familia de él), y juntos, después de hablar, comprender y llorar mucho, lo han amueblado y han supervisado que su hijo esté bien y con los menos problemas de adaptación posibles.
M ha querido conocer a la que será pareja de su “mejor amigo”, porque es importante para él, y porque su hijo pasará mucho tiempo con ella, así que quería saber quién era y como era…le ha parecido encantadora y entiende que su todavía marido se haya enamorado de ella. Está tranquila, sabe que su hijo estará bien cuando esté con ellos.
El también lo estará pasando mal, imagino, pero de la misma forma, y por la amistad que se tienen, antes de empezar nada, le ha contado a su “amiga” lo que hay, y eso también es de agradecer dentro de lo chungo de la historia.
Y sobre todo, los dos lo hacen por su hijo, porque sí que es lo más importante para ellos, y aunque muchos padres ponen a sus hijos como excusa para luego sacarse los ojos, creo que es la única pareja que conozco que se separa que realmente lo va a llevar muy bien por el amor verdadero que se tienen.
Y, paradójicamente, me siento muy triste por ellos, porque creo que por primera vez en mucho tiempo, me topo con una historia de AMOR, y es cuando se acaba.
Me llena de orgullo la generosidad, la madurez y la tranquilidad con la que ambos afrontan esta situación y nos han dado a todos los que los conocemos una lección de amistad tan grande que me toca realmente el corazón.
Siento mucho un final así, y es curioso que me entristezca tanto ver la madurez y la calidad humana de mis amigos, y pienso que todas las rupturas deberían ser así de civilizadas, pero estamos tan acostumbrados a insultos, desprecios y rupturas llenas de amargura, que cuando vemos algo así, nos cuesta creerlo.
Solo puedo, desde aquí, desearles lo mejor del mundo a los dos, y agradecer su amistad tan inmensa y tan verdadera ¡
Yo, intentaré estar a la altura.

4 comentarios:

Ellyllon dijo...

qué difícil estar a la altura de parejas como A y M.

Normalmente por los hijos se hacen auténticas barbaridades en las separaciones.
Ya era hora que se demostrara que el bienestar de ellos está por encima del nuestro en todos los sentidos.

Un beso ojazos
Elly

Nais dijo...

Me parece admirable.
Normalmente es algo muy doloros pero yo le pondría un 10 a tu amiga M que lo ha encajado como una madraza por el bien de su hijo y así tendría que ser siempre por encima de todo.

Un besazo enorme.

ODRY dijo...

No todo es tirarse cosas a la cabeza, cuando ha habido tanto amor, lo suyo es que a pesar de que se acabe algo, los que más queremos no pagen por nuestros problemas.

Un besazo y precioso relato.

dina dijo...

Madre mía!!Casi lloro, que historia tan triste.....no es nada justa, aunque real y dura.
Que casualidad que nos hayamos encontrado no crees??Ahora me paso a ver tus post de NY
Te sigo!!