sábado, 26 de enero de 2008

Fue Casualidad

Esa es una pregunta que siempre me he hecho.
Y , todavía hoy no he sabido encontrar una respuesta.

A lo largo de mi vida me han pasado muchas cosas, que a simple vista parecen una bonita o acertada casualidad, pero que luego las he pensado detenidamente, y no sé si queriendo buscarle un aire más misterioso o para darle más brillo a la historia, he acabado por convencerme que todos esos encuentros habían sido obra de los hilos del destino.
Por ejemplo: Cuando estudiaba la carrera tenía una amiga muy amiga, con la que compartí muchas historias y una bonita amistad. Siempre me decía que si alguna vez se casaba, yo sería su testigo.
Cuando acabamos la carrera ambas nos fuimos al extranjero y perdimos el contacto al cabo de un tiempo.
Después de 8 años, un día al salir de trabajar, cruzaba corriendo una gran avenida y me choqué con una persona, en la que justamente iba pensando en aquel momento porque había visto algo que me la recordó… y por supuesto era Laura ¡!!!
Y, claro, se casaba ,y nos encontramos justo para que me invitara a su boda y fuera su testigo. Casualidad ¿???????????????????????????
Una vez hice un viaje con una amiga a Orlando. Mi amiga estaba casada pero aprovechó que su marido iba de viaje de negocios para venirse conmigo de vacaciones. Y en un bonito día soleado, haciendo cola para subir a una atracción, de cuyo nombre prefiero no acordarme, adivináis a quien nos encontramos en la cola acompañado de una “secretaria” ¿??? Casualidad ¿????????????????????????????????????????????????????
O, una vez que por aprovechar una visita que ya tenía pagada y aunque no me tocaba, fui a hacerme un chequeo y me diagnosticaron una enfermedad, que gracias a “la casualidad”, pude atajar rápidamente…
Una noche una amiga me pidió por favor que la acompañase a una cena porque había un chico que le gustaba mucho y quería verlo. Yo no quería salir, y mi amiga me arrastró por los pelos a la ducha, me escogió la ropa y me empujó al coche. Vamos que no iba muy a gusto que digamos. Ese chico hizo lo mismo con un amigo suyo, que tenía otros planes y acabó yendo a la misma cena. Mi amiga y aquel chico duraron 1 mes. El amigo y yo… vivimos juntos ¡!!!
Casualidad ¿?????????????????????????????????????????????????
A veces creo que en la vida se van cerrando etapas, y si te ha quedado algún cabo suelto, siempre está la ocasión, disfrazada de casualidad para cerrar los temas.
Y también quiero pensar que tengo un angelito de la guarda, que a veces se lo curra mucho, y me trae “casualidades” tan bonitas como mi churri ¡!!! .
Y vosotr@s, que pensáis ¿ Contadme las “casualidades” que os hayan pasado… Seguro que tenéis muchas historias curiosas que explicar…

8 comentarios:

claudia dijo...

Yo me fui a centroamerica a currar. Hice un master en madrid. Conoci a mi chico alli. Habia hecho el mismo master que yo un año despues. Llego a centroamerica un año despues que yo. Mi unica casualidad. Al menos, que recuerde.
BESOS

FLACA dijo...

...sorpresas te da la vida.¡Ay,sí!...
Fui a Piriápolis invitada por unos amigos a pasar el fin de semana. Tenía otras cosas que hacer, pero estaría bueno para conocer el boliche en donde una amiga, por las noches, tocaba la flauta con una banda. Después de viajar 100 km., en lugar de ir a divertirnos,me hicieron ir a un concierto de música clásica, que no es que fuera aburrido, pero no era la ocasión, yo había ido para romper la noche del sábado, no para encerrarme en una sala de conciertos. ¡Oh, sorpresa!... el que tocaba era Él. Finalmente, después del concierto fuimos todos al boliche, y ahí, después de muchas cervezas, quedamos todos como chanchos,es decir, muy amigos. Al otro día los invitaron, a él y a mi amiga, a comer un asado. Fue.Pero de tarde quisieron subir al cerro San Antonio caminando.¡Que desastre!, caminar kilómetros y en subida. Iba llegando con la lengua afuera, y mientras subía, mirando la estatua de San Antonio, decía que con todo ese esfuerzo el destino debería depararme algo mejor para mi vida y, mirando la estatua de San Antonio, le decía:"Ay,San Antonio casamentero, mandáme un novio para este verano que estoy tan aburrida"; después de todo, con ese esfuerzo otra que me lo merecía. Al tal músico que tenía a mi lado, ni lo miraba; pensaba que iba a engancharse con mi amiga, tan tímida y calladita como él. Pero no, después de varios asados se enganchó conmigo y nos casamos en menos de un año. En realidad, San Antonio no me mandó un novio, me mandó un marido, el compañero con quien vivo hace 21 años.Desde entonces me pregunto si lo de San Antonio habrá sido casualidad. Yo no creo en brujas, pero que las hay las hay. Soy atea, pero si fuera creyente debería hacerle un monumento a San Antonio en el jardín de mi casa y subir el cerro de rodillas todos los veranos agradeciendo el regalito que me hizo.

Anna dijo...

Bueno, yo he tenido varias "casualidades" en la vida:
Encontrarme en un pueblo perdido de Alemania a una persona de mi pueblo; descubrir a una amiga liada con un catedrático (se fueron a pasar un finde a un sitio "neutral", y eligieron mi pequeña ciudad!!!!), ver en Marruecos a tu ex con su nueva churri...
Y muchísimas más, algunas más "Pintorescas" que otras, pero bueno...yo siempre he dicho que si las cosas pasan, simplemente es por "algo". No creo que ciertas cosas pasen porque sí sin más.

Un abrazo enorme!!!

K dijo...

Esa payasada de creer en el destino es darnos a nosotros, los malditos humanos, mucha más importancia que la que realmente merecemos. Vamos. Como si un ser superior estuviera monitoreándote personalmente para que te vaya bien en la vida, para que las cosas cierren y todo eso. Dale. Típica presunción humana.

Por otro lado comprendo que algunas cosas no tengan una explicación cuando suceden, pero el azar y el caos, dado el suficiente tiempo, pueden obrar maravillas.


Saludos!
K

Ellyllon dijo...

Pues jamía....ahora mismo como que no caigo en alguna casualidad mayúscula en mi vida...

Supongo que el azar ha querido que conociera a la gente que conozco, incluso a mi churri, que si no hubiera sido por una compañera que tuve en un brevísimo trabajo, quizás no lo habría conocido en la vida porque somos almas opuestas.

En cuanto a encontrarte con alguien conocido en el lugar más insospechado yo tengo dos teorías:
- de lo que no quieras que se enteren, no lo hagas, y..
- que el mundo es un pañuelo, y a veces estás en el mismo moco que otra persona!! jajajaajajaja

En fin, que tus casualidades son, cuanto menos, mu fuertes mari!!
Pero es que tú siempre has tenío mucho glamú!!! jajajaajajajaja

Besazos Reina!!
Elly

DINA dijo...

Claudia, la única casualidad, pero buena, no ???

Flaca, lo de San Antonio no fue casualidad, eso fue penitencia !!! jajajaja, una caminata como esa... menos mal que al final era un gran regalo !!!

Anna, guapa, que fuerte encontrate a tu ex en Marruecos... no tengo palabras... y sobre el comentario que has dejado en mi otro post, sobre tu ex... hija, que quieres que te diga, favor que te hizo !!!!! Hay gente muy rarita !

K, lo primero bienvenid@, creo que es tu primer comentario en mi casa, espero que vuelvas. Es una visión muy interesante lo de la presunción humana... no lo había pensado nunca así.

Elly, nena, el destino aparece cuando menos te lo esperas en tu vida, en tu trabajo, en el metro, en el bus, en el telefóno, yo que sé... está y está y es creer o no creer !!! Y pa glamú, el tuyo. Besos.

Cruela dijo...

Bueno sabes que las casualidades, el destino, o como se quiera llamar ha sido muy presente en mi vida... he contado mucho de mi vida en distintos post... pero hace poco descubrí... tenía yo unos 20 años casi 21 y conocí a un chico francés guía en Mallorca, también había trabajado de chico para todo en varios rodajes... y me djo: te pareces a una actriz francesa que se llama Anais Jeanneret, no me sonaba de nada y como no había internet tampoco investigué,lo que sí me hizo gracia es que estuve a punto de llamarme Anais... se cambión por demasiado original en el último momento...pues hace poco mirando la tele gabacha ví que presentaba un libro de la tal Anais... y me puse a buscarlo por internet... quizá se parezca o parecía a mí, no lo discuto pero lo que más me extraño fue descubrir que Anais no es su nombre verdadero, se llama en realidad Valérie como yo, y ha nacido el mismo día y año que yo.... dejó el cine para empezar a escribir y tiene 3 publicados ya...
No sé como llamarlo, pura casualidad supongo...
Besos

Mys dijo...

Yo soy de las que cree que la vida es mágica, que todo ocurre por un motivo, que Díos aprieta pero no ahoga y que cuando se cierra una puerta se abre una ventana......y eso que llevo años dándome portazos y estoy casí, casi ahogá.

Muack.