jueves, 30 de octubre de 2008

Cuando Fue la Última Vez que te Tocaron el Alma ???

Qué pasa cuando los padres se hacen mayores ¿??

El otro día acudí al hospital a visitar a una amiga, y me llamó la atención que en la planta donde estaba ingresada había una mayoritaria población de gente mayor, muchos solos y solitarios, buscando cruzar miradas y entablar conversación. Faltaba cariño.
Esto me hizo pensar en los pequeños dramas domésticos que se crean cuando los progenitores se hacen mayores.
Qué pasa cuando envejecen y enferman, cuando necesitan ayuda para vivir una vida cotidiana, que ya no lo es y que se convierte en una nueva lucha diaria en la que hay que aprender de nuevo, como un niño, a valerse por sí mismo con nuevos y escasos recursos físicos. Qué pasa entonces ¿?
Nuestra sociedad está enferma de carencias. Vivimos unos tiempos en los que, por haber estirado más el brazo que la manga, no podemos permitirnos casi nada, y aun así nos lo permitimos, y no podemos dejar de trabajar, no podemos con los gastos extras que suponen los cuidados necesarios que nuestros padres merecen, y eso nos convierte en víctimas morales de la decadencia familiar. Eso aboca en residencias y hospitales llenos de nuestros mayores solos y conformados, disculpando nuestras ausencias, y sentimientos de tristeza y culpa.
Pero por otra parte, es “ley de vida” , esa rueda que gira y gira con sus etapas y que nos hace vivir a jornada completa todos los ciclos de la vida, nacimiento, crecimiento, vejez y muerte. Mi gran pregunta es: cómo tenemos que vivirlo ¿??
Me cuesta creer que ver envejecer y sufrir a personas queridas podamos hacerlo con naturalidad, y sin embargo en el mundo animal, y en la naturaleza, que dicen que es sabia, así se vive, con la naturalidad del que acepta que el ciclo se acaba, y con la mirada resuelta. Sin lloros. Sin dramas.
Será que aunque somos animales, los sentimientos nos distinguen un poquito del resto de especies, a mí sí me parece un drama y se me hará muy difícil cuando me toque enfrentarme a un decaer, a una distancia, y a un continuar mi vida sin que se me desgarre el corazón por no saber si tengo o no que dejar aparcada mi vida, para ver el fin de otra…

A mí me convulsiona.

11 comentarios:

Cruela dijo...

Uffff pues acabas de tocarme el alma...
Mi abuela que va a cumplir cien años el año que viene siempre dijo que a ella no le hacía ninguna gracia ser tan mayor... desde los 90 se queja de ello... dice y con acierto que no quería ser una carga para nadie, que no quería depender de que alguien la tenga que limpiar y lo peor es que cuanto más mayor se hacía más oportunidad tenía de ver sufrir a sus hijos y nietos..
Sabes lo de mi teoría de la fecha de caducidad pues eso sigo pensando que sería la mejor solución... y es de ella la teoría... decía siempre que los humanos no sabemos morirnos y que por ello sería mejor que tengan una fecha.. que dependería de la salud física y mental de cualquiera... pero decía que a la menor señal ala a dormirse para siempre... sé que es un poco bruto pero entiendo su punto de vista...
Yo tengo pavor a que mis padres se pongan malos porque al tenerle tan lejos no sé cómo podré lidiar con eso... tendré que hacerlo pero sé que será difícil y es de esas pocas cosas que si pienso antes de dormirme me impide hacerlo

Besooooos

Cruela dijo...

Por cierto me encanta los colores de tu plantilla
besos

BACCI dijo...

Pues también es ese uno de mis tabues por no saber como afrontarlo. No me puedo hacer a la idea de un día (tampoco muy lejano) mis padres no serán dos pilares resistentes como han sido en mi vida, no me puedo hacer a la idea de verles envejecer y decirles "pero si estais estupendos", porque me da miedo a mi también , me da miedo el irrefrenable paso del tiempo, me da miedo envejecer y que la vida continue sin mi,,,

En fin que estaría bien que nuestra sociedad (o yo)tuviera otra mentalidad que le ayudara a gestionar la "ultima etapa" (por cierto cuanto eufemismo hay suelto para hablar de vejez y muerte verdad??)

besos

Perla Negra dijo...

Uff Dina, vaya temita para ser la primera vez que comento.... A mí me da mucho miedo la vejez, pensar que mis padres necesitarán mis cuidados, porque sinceramente no me veo capacitada. Quizá llega un momento en que hacemos click y nos preparamos para cuidar de nuestros mayores como ese click que nos prepara para la maternidad (o eso dicen).

Me da mucha pena la gente mayor, tan necesitada de cariño, siempre solas, con sus pensamientos. Yo me pregunto muchas veces si hay algún momento de la vida en el que dices "ya está, ya no quiero vivir más", me da mucho miedo pensar que sentiré que se acaba el tiempo y que aún me queda mucho por hacer. Quiero creer que la naturaleza es sabia y que llega un día en que el cuerpo dice "hasta aquí". Quizá la teoría de la abuela de Cruela no sea tan descabellada.....

Malvaloca dijo...

Desgraciadamente, mis padres murieron el año pasado en un lapso de 8 meses. Lo de mi madre fue algo inesperado y, absolutamente, improcedente. Ella era 10 años más joven que mi padre.

El estuvo enfermo los últimos 6 años de su vida. Y desde que murió mi madre me tocó cuidarlo sola (con ayuda porque trabajo). Cuidar de un mayor es tremendamente duro y estresante. Se pierden los nervios muchas veces, pero también se viven y disfrutan con ellos momentos muy bonitos.

Desde mi experiencia personal: Sus últimos 8 meses dejé de hacer muchas cosas pero él me compensó con más. Aparqué unas cosas pero hice otras. Lo disfruté intensamente, nos mimamos mucho, nos hartamos a darnos besos y a decirnos que éramos los más guapos del universo. Me dió las gracias miles de veces y me repitió millones cuánto me quería.

Cuando se fue.... sentí mucha pena pero me invadió una enorme paz. No lo lloré porque, con las limitaciones humanas, no nos quedó nada pendiente en vida.

Un beso

DINA dijo...

Cruela, la distancia en estos casos es lo que más duele, porque cada kilometro es como un puente insalvable hacia ellos. Pero con lo resuelta que tu eres, seguro que lo harás muy bien !!!

Me gusta que te gusten los colores, pero recuerda, la decoración de esta casa siempre será obra tuya !!!!
Besos

DINA dijo...

Bacci, tienes razón con lo de los eufemismos a la hora de hablar de vejez y muerte... y creo que un cambio de mentalidad, empezando por nosotros mismos, sería un gran paso para llevar mejor este tema.

Besos guapa

DINA dijo...

Perla Negra, gracias por comentar. Si que es un temita denso para tu primer comentario... pero me alegro mucho que lo hayas hecho !!!!!

Sería genial poder desprogramar el cuerpo y la mente cuando vieras que llegas a tu fin... pero hete aquí otra pregunta: Quien valora el fin ?? Cuando es el fin absoluto ?? Cuando no responde tu cuerpo, o no responde tu mente ????

No deja de ser otro gran tema a debate... no creeis ??

Bienvenida y gracias

DINA dijo...

Malvaloca... qué te puedo decir ???
Tu comentario me ha tocado el alma !!!!

Gracias.

Max dijo...

No eres la única convulsionada por estas acertadas reflexiones.
La vejez, la decrepitud, produce un pavor inconsolable. en cuanto a la pregunta del millón.. no tengo respuesta (ya me gustaría)

Un placer

Besoss

Elly dijo...

Pos Mari, qué te voy a contar yo que tú no sepas????

La vejez es muy fea porque aunque no haya enfermedad, las fuerzas y la capacidad física están mermadas.

Este post tuyo me recuerda a uno que escribí sobre el marido de mi madre cuando todavía estaba entre nosotros...Lo peor de todo es mirarlos a la cara y ver en sus ojos que saben que el tiempo se agota.
Como dije es el miedo que tengo a morir, y es que sea consciente de que me estoy muriendo.

Aparcar tu vida por el prójimo?
Bueno, yo creo que no. No tanto aparcar, aunque sí intentar acoplar las dos vidas de la mejor manera posible.
Tú lo has dicho...es ley de vida y la vida, sigue.

Te quiero ojazos!
Elly