jueves, 6 de noviembre de 2008

SE VENDEN SUEÑOS...

Llega el mes de noviembre, y con él un inusual frío polar que nos tiene a todos incapacitados para hacer vida normal, inmovilizados ante la idea de tener que salir a la calle y descolocados por la idea de que ya tenemos que sacar el jersey de rombos del armario.
Pero con el mes de noviembre también llega el tiempo de la compra más apocalíptica del año, en la que invertimos en bienes materiales muy por encima de nuestros sueldos, y sin embargo, la que más barata nos sale.
Es tiempo de comprar expectativas por 20,00 € ¡!! Esos típicos boletos de lotería de Navidad que tanto nos hacen soñar, con los que tanto compramos a un crédito temporal que se acaba el día 22 de diciembre, cuando vemos que ni un número, ni uno solo, de nuestro décimo coincide con el número premiado.
Pero mientras tanto, todo lo que hemos comprado, todo lo que hemos soñado, eso, no nos lo quita nadie. Quien dijo que soñar es gratis ¿? Los grandes sueños cuestan 20,00 €.


Y me hace gracia, porque quizá no sea el juego que mayores premios deje, creo que hay otros en los que te puedes hacer mucho más millonario y por menos inversión, pero sin embargo, es el más popular y en el que los sueños de la gente más se disparan…
Será que el frío nos congela las neuronas, y hace perder de vista la realidad ¿??

Pero la realidad es esa misma, la que nos empuja, no sé por qué, a comprar no uno, si no varios décimos a 20.00 €, el del bar donde desayunamos cada mañana, el de la panadería, el del trabajo – no vaya a ser que le toque al cabrón de mi jefe y yo no vea un leiro del premio- , y varios más, amén de las participaciones que compramos de los niños de los amigos que juegan a basket, a badmington, al ajedrez y a quien sabe que más…

Total que los que no somos jugadores habituales, léase mi caso, acabamos arrastrados por el espíritu navideño, la ilusión colectiva y la locura transitoria, y compramos expectativas a décimo por ilusión.
Yo ya tengo varios, tantos como 3 décimos, y aun me quedan por comprar, pero ya he empezado a soñar con mi casita en el campo, una bonita buhardilla donde poder escribir, que parece que si escribes en una buhardilla de madera, con techos inclinados y un precioso paisaje al fondo, y si encima lo acompañas de una taza de café humeante y un portátil, escribes mejor, no creeis ¿??? También estoy soñando en cambiar mi coche, sustituir el corsilla que tanto quiero y valoro, bueno, igual no tanto que ya pienso en cambiarlo, por un coche más potente, a poder ser todo terreno… Y sueño con más cosas, que soñar es gratis, bueno no, estos sueños son el equivalente a 3 décimos de lotería, pero aun así, me sale más barato el coche aquí que en el concesionario ¡!!!

Llegó Noviembre, frío y blanco, gélido. Llegó el tiempo de comprar expectativas. Llegó el tiempo de soñar

13 comentarios:

Ellyllon dijo...

Pos yo soy como tú.

Durante el año no echo ni la quiniela, y es llegar noviembre y alaaaaaa!!! a por los décimos!

Bueno, de los dos que ya llevo, uno lo tengo desde el mes pasado.
Te puedes imaginar cuando vinieron a preguntarme hace dos semanas si quería uno...dije: ya!!!!??????

En fin, que como tú dices, soñar es gratis...y como yo digo, el dinero no da la felicidad pero la hace divina mientras espere que llegue!! jajajajaajajajaja

Sólo una cosa. Cuando visito a mi padre, escribo desde un portátil en una buardilla con techo inclinado de madera (y vigas de hace más de 200 años rehabilitadas) mientras miro por la ventana de la derecha y veo toda la sierra llena de castaños. Claro está, con una taza de té humeante encima de la mesa....¿qué? ¿qué me dices? jajajajaajajajaja

Es que estaba leyéndote y me veía en casa de mi papá!!!! jajajajajaja

Un besazo ojazos!
IMU
Elly
Pd.- esa buhardilla, por favor, bien grande para hacer fiestas de pijamas hasta las 5h de la madrugada, eh???jajajajajaajajajajajaajajaj (el Dino me mata) jajajajajaajaja, porque él querrá guardar allí la cicleta y el banco de abdominales!!! jajajajajaajaja)

Betty Boop dijo...

Yo no suelo comprar nada de loteria, pero mi padre si. Y la ilusión está hasta el mismo día 22 de dicembre mientras los niños de San Ildefonso con su musiquilla, auncian que "ahora si es navidad" , y luego la alegria de esa gente a la que le ha tocado un pellizquito y se reunen en la calle con cava supercontentos.
Y es que, soñar, es gratis (gracias a Dios todavia si jejeje)
Un beso.

Perla Negra dijo...

Yo no soy mucho de jugar aunque en navidad siempre cae algún décimo, por si acaso, pero mi S. le da a todo durante todo el año, que si euromillón, que si quiniela, que si la ONCE……y lo peor de todo es que SIEMPRE tiene el presentimiento de que le va a tocar!!!! Qué paciencia tengo que tener con él, de verdad!!

Y es que en navidad es difícil resistirse a comprar, los décimos y participaciones están por todas partes y como decís, soñar es gratis. Pero a mí me entra un cabreo cuando veo que no me ha tocado ni el reintegro que me cago en los niños de San Ildefonso y en todos esos que salen brindando en el telediario!!! Menos mal que lo importante es la salud…

BACCI dijo...

y si cae aquí no me tocará porque no compro, aunque a veces mi A trae décimos de los q le ofrecen , por si acaso. Sólo compré en Madrid (cuando conocí a Cru) porque mi padre me lo encargó y me compre el mismo por si las moscas. Cayó en Madrid pero no donde lo compré yo ohhhhhh es lo más cerca q he estado :)

Nais dijo...

Ainsss reconozco que yo ya he comprado 2 boletitos y no a 20 euros sino a 22 y a 23 por eso de que lo vendia uno la iglesia de donde vivo y otro en un bar.
En fin que hay otras loterias que nos tocaria más pero como tu dices esta nos hace soñar y mucho.
Yo tambien quiero eso de la buhardillita y el cafelito.
Un abrazo Dina.

Cruela dijo...

uyyyy pues es la única lotería que compro... el de todos los bares de mi barrio porque no hay cosa que más me jodería de ver mis vecinos descorchando cava y yo quedarme con la sidra..
No sé, es cierto que no es lo que más paga como premio pero es él más representativo aunque desde que el calvo no está... revindicó que vuelva el calvo coño... ese sí que daba ganas...
Lo de la buhardillita una idea excelente
Besooos

Veïna dijo...

Aquí otra adicta a la lotería de Navidad. De ilusiones también se vive y mientras soñamos lo que nos vamos a comprar, dónde vamos a viajar, y un largo etc. con ese dinerillo, pues parece que realmente lo estamos viviendo, o no?
Cuando era pequeña me enganchaba a la tele o la radio para escuchar todo el sorteo, con el tiempo desapareció esa ilusión y ahora me voy a la primera administración que encuentro y se me queda una cara de pena cada vez que la máquina dice: No tiene premio... ajjajajajajajjajj

Como parece que se aceptan peticiones, pues yo quiero parquet en la buhardilla para hacer una fiesta de pijamas en invierno ... que para el verano ya tenemos el Chill out, o com se escriba!

Petonets

jimmy dijo...

es la loteria que me creo, la que los que salen por la televisión tirandose cava por la cabeza, saltando de alegria en puertas de agencias de loterias, bares, fábricas.....pienso estos no son actores, les ha tocado de verdad....es la loteria que siempre tiene un conocido que aunque un pellizco, algo han sacado, es la loteria para los que queremos soñar en tapas agujeros como normalmente se dice.
Así que yo también compraré ...pues me la creo.....
mucha salud,

jarca dijo...

Yo tengo seguro que de mis padres heredera un : billete de loteria, estaban ya abonados mis abuelos. NO HA TOCADO NUNCA, pero..cualquiera deja de comprarlo.

yo tambien sueño con mi casita, la madera, la buhardilla y...una chimenea encendida

Nur dijo...

Lo reconozco, yo también caigo con la Lotería de Navidad; a día de hoy jego cutro décimos a medias, dos con mi hermano y dos con mi tío, eso sí, todos han sido regalos.
En cuanto llegue diciembre, pues eso, que el del bar dondo tomo café a diario, que si el del bar del barrio...En fin.
Pero te digo una cosa, la ilusión que tengo el día 22 no me la quita nadie; siempre soñando con ser una de esas personas que salen por la tele bebeiendo champán a las doce de la mañana...Joooo, lo ves?ya siento la ilusión.
Un beso con premio.
Nur.

FLACA dijo...

Jajajaja!!!... Otyra cosa más en que aquí y allá somos iguales, y eso que aquí hace mucho calor. Una vez al año, por lo menos a uno se le cumple lo soñado. A no perder las esperanzas. Un beso.

David dijo...

Tienes toda la razón, tiene narices la cosa...
Hasta la ilusión se puede comprar, por cierto ya tengo 3 pianos de cola acabados en 7...
Ahora bién, creo que mas importante que el premio en si, el motivo fundamental de mi inversión, es que como le toque al CABRÓN de mi jefe, y yo no tenga un triste decimo, me da un ataque!!!

Un abrazo
David
http://davidfabregas.blogspot.com/

Marisabidilla dijo...

Yo nunca juego primitivas, cupones, quinielas o similares, pero es ver lotería de navidad y no resistirme a comprarla... osea que en mi caso los 20 euros se suelen convertir en.... puff, miedo me da echar la cuenta.

¡Este año toca seguro!